«Ojalá tomemos la señal para cuidar el planeta»

«Este es un tiempo de sensaciones nuevas, donde la experiencia personal es distinta en cada uno. Tengo la sensación de pérdida de libertad, pero consciente absolutamente de la necesidad de cumplir este aislamiento como única herramienta para cuidarnos. Soy una persona con mucha vida social, tanto en lo profesional como en lo privado. Habitualmente comparto actividades culturales y de esparcimiento. Disfruto los asados, shows, peñas, todo eso que ahora no se puede. Eso me falta hoy…¡¡jaja!!. Lo suplo pasando más tiempo dedicado a la música: estudiando, haciendo grabaciones, escuchando música y dando clases virtuales. También tengo más oportunidades de participar en clínicas y masterclass con profesores para crecer musicalmente y poder trasmitirlo a mis alumnos. Considero que una gran parte de la sociedad tomó conciencia que quedarnos en casa es protegernos entre todos. Ojalá esta experiencia lamentable sirva para que en el mundo prevalezca la defensa de los valores humanos por sobre lo material y tomemos la señal para cuidar el planeta. Para mí fue valiosísimo ver la gente saliendo a los balcones a cantar, tocar un instrumento, expresarse, sumándose luego los artistas, viéndose hoy manifestaciones musicales y de todas las artes que hacen más llevaderos estos tiempos pandémicos. Como profesor observo que las redes sociales han sido fundamentales para mantener a los alumnos estimulados, y que su nivel de estudio no decaiga. Si bien se venían dando clases virtuales a quienes no podían asistir personalmente, esto se acrecentó y permitió que surjan nuevos proyectos. Por ejemplo, a partir de una reunión informal de profesores a través de Zoom, donde participamos Fabián Benéitez, Matías Rach, Silvano Fuentes y yo, nació Modos, una expresión artística transmitida por las redes de la Municipalidad de General Pico, en la que intervienen profesores de gran nivel nacional e internacional. Se emiten conciertos de las distintas disciplinas del departamento artístico musical y vivencias de los alumnos con sus clases virtuales. Este proyecto busca sostenerse una vez finalizada la pandemia. Quiero aprovechar este espacio tan importante para agradecer a todos los que nos cuidan desde afuera: trabajadores de la salud, seguridad, abastecimiento, etc».

Darío Rubén Gigena

Nació en Santa Rosa. A los 11 años comenzó a estudiar música en la Banda Sinfónica Provincial, y a los 16 ingresó a la Banda de la Armada Argentina. Integró durante cinco años la Orquesta Tango a bordo. Tomó clases de corno francés en el Conservatorio de Centro Cultural General San Martín. En 1984 regresó a La Pampa y formó parte nuevamente de la Banda Sinfónica, a la que pertenece actualmente como primer corno solista. Ha tomado clases de dicho instrumento con el profesor Andrés Bercellini, y hoy lo hace con Christian Morabito. También capacitaciones de dirección orquestal con los directores Jorge Fontenla, Hadrian Avila Arzuza y Gustavo Fontana. Integró distintas formaciones musicales como Grupo de Jazz Santa Rosa, Acuarela y Trigueña Jazz Band; participa de Revirados (tango) y Son de acá (salsa). Su actividad como docente se concentra en las ciudades de Santa Rosa (profesor de corno y trompeta en la Orquesta de la Unidad 7), Toay (director y profesor de la Orquesta Infanto Juvenil del Colegio Secundario) y General Pico (profesor de trompeta en el Ensamble de Vientos y Percusión).

Compartir

Autor

Raúl Bertone