«Ojalá valoremos al arte desde un lugar más amoroso»

«La incertidumbre, el agobio y la tristeza se instalan en este contexto que por momentos es un nudo para algunas personas imposible de desatar. Y dentro del dolor que esto me provoca, agradezco profundamente el privilegio de poder expresarme a través de la música, algo qué, sin dudas, es mi salvación en estos días oscuros. Y la suerte de tener colegas-amor que bancan y acompañan. Dentro del ambiente hemos tenido que sobrellevarla adoptando nuevas formas, como las virtuales, comunicándonos desde adentro con un dejo de necesidad de contacto con el público de «manera real», claro. Por ahora nos adaptamos transmitiendo de esa manera lo que hacemos, con amor y de una forma muy sentida, y esperamos volver a sonar en vivo lo más pronto posible. Desde lo musical, y lo artístico en general, la conexión corporal, visual, gestual, etc, es lo más genuino y hermoso. Hace pocos años que me dedico a la música de manera más comprometida, con un proyecto específico. Jamás perdiendo de vista mi objetivo, que es disfrutar y poder llegar al público de una manera profunda y genuina. En constante aprendizaje, con la intuición como guía. Ojalá valoremos al arte desde un lugar más amoroso y la sinceridad sea la bandera de cada propuesta».

Belén Martínez

Nació en Santa Rosa, el 24 de octubre de 1981. Interpreta varios estilos y géneros, tomando clases con referentes importantes de la música pampeana. En sus inicios acompañó a distintos artistas, y fue en 2016 cuando emprendió como solista su propio proyecto musical. Se ha presentado en diferentes escenarios de Santa Rosa (Teatro Español, Centro Cultural Provincial, Aula Magna, Casino), como también del interior de la provincia. Darío Zorzi ha sido su guía y actualmente se presenta acompañada por Nehuén González en guitarra, Marcos D’Atri en percusión y Juan Cruz Portillo en flauta. Se trata de una reciente formación, que está en una constante búsqueda, con versiones sensibles de autores como Luis Alberto Spinetta, Lisandro Aristimuño, Irarburu, entre otrxs.

Compartir

Autor

Raúl Bertone