Pampanoise, cobijo del rock alternativo en la llanura

Este será el cuarto año, y la idea bosquejada en un principio pudo cristalizarse producto del impulso y las ganas de un grupo de personas cercanas a la música. Pampanoise es un ciclo que surgió en nuestra ciudad para cobijar a bandas alternativas, muchas pudieron mostrarse en cada una de las 20 ediciones transcurridas, desde aquella irrupción en la escena cuando el hoy extinto sitio Road Crew albergó la primera vez en julio de 2015.
El próximo sábado 13 de julio irá la nueva versión a partir de las 0:00 horas y en esta ocasión el reducto será PaGi Café Concert, situado en calles 9 y 306, de nuestra ciudad. Para celebrar los cuatro años habrá dos bandas: Knei, cuyos integrantes son oriundos de Santa Rosa pero se encuentran radicados desde hace algún tiempo en Buenos Aires, haciendo la presentación de su nuevo disco III, y los piquenses de Un millón de hectáreas. A su vez se estará presentando un film de culto -sello que los organizadores intentan mantener siempre en cada una de las ediciones-, además de la visita que hará DJ Maldito Enfermo, con un set de vinilos para musicalizar toda la noche.
Pampanoise nació como una necesidad de establecer una plaza fija de rock alternativo en General Pico. Nuestra provincia está de paso para todos los transeúntes del género que viajan al norte o al sur, y eso nos dio la linda misión de generar un circuito activo de bandas, que La Pampa no pase desapercibida. Luego del cierre del pub Limón, que marcó a fuego una época de mucha producción musical para tantas bandas de la ciudad, un número importante de personas asumieron la responsabilidad de mantener ese circuito para, de algún modo, sembrar nuevamente la impronta del rock en vivo, en cualquiera de sus géneros. En esa primera edición estuvieron dos bandas piquenses y una proveniente de Río Cuarto. Era difícil imaginar en aquel entonces que íbamos a llegar a cumplir cuatro años con el ciclo, habiendo pasado más 60 bandas de diferentes provincias como La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, Neuquén o Tucumán, entre otras, y varias proyecciones de películas de culto”, contó Matías Ombroni, uno de los principales referentes del grupo organizador, creador del sello discográfico autogestionado Pampanoise Records.

Knei

El trío de rock pampeano viene de lanzar III, su nuevo álbum, y previo a su visita aquí, lo presentará en vivo el viernes 12 en Santa Rosa, en Jockey Rock, acompañados por los locales Questo Quelotro. Grabado, producido, mezclado y masterizado por la banda y Patricio Claypole en el estudio El Attic, este material está disponible en todas las plataformas digitales. En él se aventuran a salir de la coraza de rock pesado, sin dejar de lado su raíz musical y su impronta. Baladas, largos instrumentales, una orquesta de cámara, pianos, órgano Hammond y una alta gama de efectos analógicos de sonido son los nuevos paisajes sonoros explorados. El disco cuenta con siete canciones que indagan sobre el amor, la desdicha, la fuerza y la energía colectiva de la generación a la que pertenecen.
Knei es una formación integrada por los santarroseños Mauro López (bajo), Roberto Figueroa (batería) y Nicolás Lippoli (guitarra y voz). Su música remite a los años ’60 y ’70, influenciados por el estado de libertad musical y artística propio de esa época. En sus letras podemos encontrar un mensaje dirigido a su generación y a las raíces de su provincia natal. Han realizado siete giras autogestivas por Chile, participando como una de las bandas principales en el Woodstaco, uno de los festivales underground más importantes de Latinoamérica. Además, incluyeron shows en Concepción, Santiago de Chile, Los Ángeles, Pucón, Curicó y Valparaíso, y visitaron también Montevideo, en Uruguay. En nuestro país han participado en el festival Viaje de agua en Ciudad Cultural Konex, en el ciclo Martes Indiegentes en Niceto Club, y recientemente en Rock en ascenso, del CCK, que será emitido por canal Encuentro en los próximos meses.

Un millón de hectáreas

DSCN5356

Un millón de hectáreas estará acompañando a Knei en la celebración de los cuatro años del ciclo Pampanoise. Se trata de una banda de post rock y folk oriunda de General Pico, conformada por Jeremías Arguinzoniz y Julián Ravera (guitarras y voces), Lucas Bruno (bajo y voz), y Mateo Roldán (batería). Se encuentran en el camino desde el año 2015 y en su página de Facebook describen ese momento inicial: “Un millón de hectáreas incendiadas a finales del 2015 y principios del 2016 en la zona Pampa dan nombre a este proyecto de corazones en llamas”. Editaron los discos Madera y Un millón de hectáreas, y actualmente se encuentran en el proceso final de la edición del tercer trabajo discográfico. Dos de sus integrantes viven actualmente en Buenos Aires.

Compartir

Autor

Raúl Bertone