Pampeana recibió distinción de la colectividad galesa del Chubut

Los especialistas dicen que el nombre de pueblo natal es originario de los pueblos tehuelches septentrionales que viajó casi al centro del actual territorio argentino. Las causas se ignoran pero, por el estudio de su significado (Laguna del Recado), se estima que fue adecuado para identificar un paraje al que llegaron luego inmigrantes provenientes de distintos lugares de Europa y aceptaron el nombre de Trenel para su nueva vida.
Su papá José Sala fue uno de los ocho hijos de una familia de agricultores piamonteses protagonistas de los primeros tiempos de esa actividad productiva en La Pampa. Su mamá Ana Magdalena Longo era parte de otra familia italiana llegada del Valle del Po, que se sumó al grupo fundador del pueblo, antes del arribo del tren que puso fecha definitiva luego a su fundación oficial.
Los senderos de la vida empujaron a Celia Amanda Sala al sur del mismo país y Trelew la recibió a mediados de la década del ’60 para emprender un nuevo rumbo humano y profesional. Su aporte de más de cincuenta años, en forma compartida con su esposo Ansel René Davies, ha sido ahora reconocido por la Asociación San David, tradicional entidad que aglutina a los integrantes de la colectividad galesa en el Chubut desde fines del siglo XIX.

Una familia grande

Aquella niña pampeana que escuchaba voces italianas en su casa y crecía en el seno de una familia grande y contenedora perdió a su papá a los ocho meses. Y su mamá asumió la responsabilidad principal, acompañada por tíos y abuelos, a pesar de sus ganas de ser maestra, su interés por aprender otros temas y su vocación por las actividades solidarias y artísticas, que la llevaron a ser parte de la historia del teatro pampeano como actriz en los llamados campamentos que congregaban por aquellos años a elencos de todo el país en Trenel.
Su hija recuerda hoy con emoción y orgullo cuando su mamá fue elegida presidente de mesa en la primera vez que votaron las mujeres a nivel nacional en aquel pueblo pampeano donde se desempeñaba como empleada administrativa municipal y del juzgado de paz y registro civil. Trenel transitaba entonces por un período de crecimiento basado en la cooperación y el esfuerzo de sus habitantes, con logros importantes como un estadio municipal y el hospital y actividades musicales con profesores diplomados, en el seno de una población muy formada en diferentes rubros.
Celia Amanda Sala concurrió a la escuela N° 54 de Trenel, terminando posteriormente el ciclo primario en el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia de Buenos Aires, donde llegó primero como pupila en medio del particular momento que vivió la Argentina por la epidemia de poliomielitis al promediar la década del ‘50. Las dificultades para acceder al nivel secundario motivaron el traslado y permanencia allí que se mantuvo con el académico en la Universidad del Salvador, donde formó parte del primer grupo de mujeres egresadas de la Licenciatura en Ciencia Política en el país, compartiendo aulas y pasillos con otros alumnos como Dante Caputo y Julio Bárbaro y con destacados docentes de la época.
Su título de maestra, obtenido en la Escuela Normal N°9 Domingo Faustino Sarmiento de Callao y Corrientes, lo estrenó simultáneamente en una escuela suburbana entre Merlo y Villa Amelia, en el Gran Buenos Aires. Otros espacios la convocaron luego para trabajar, más vinculados con la actividad artística. En la CBS, emblemática grabadora de aquel tiempo, fue secretaria del director artístico Waldo de los Ríos y conoció a su madre Martha y a los más famosos intérpretes de la música popular de entonces como Los Cinco Latinos y Roberto Yanés, entre otros. Su siguiente paso por una productora le permitió conocer a las más jóvenes modelos que participaban de la naciente publicidad televisiva, entre ellas a la célebre Zulma Faiad, la Lechuguita.

Al sur

Su graduación en Ciencia Política la vinculó con organismos y profesionales de renombre que desembocaron en una convocatoria desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) durante el gobierno del doctor Arturo Illia. Una recorrida visual por un gran mapa argentino con las sedes marcadas del organismo con posibilidades de radicación la decidió por Trelew, en la Provincia del Chubut, con posibilidades de crecimiento que ya conocía y que la recibió en 1966 para efectuar un trabajo vinculado con su especialización en extensión agropecuaria.
Un estudio previo sobre el Valle del Chubut la llevó obligadamente a Tegai Roberts, en Gaiman, referente obligada del tema, con la que accedió a la historia de los pioneros galeses arribados a las costas del Golfo Nuevo en 1865. Restaba todavía un cruce imprescindible para consolidar su relación con la nueva residencia. La búsqueda de su primer alquiler en la zona la encaminó a Playa Unión, a pocos kilómetros de Rawson, sobre el inmenso mar sureño. Allí conoció a Ansel René Davies, un joven con el que luego se casaría y tendría cuatro hijos.
Su destino ya no tuvo retorno. Su trabajo inicial en la zona de 28 de Julio como promotora de clubes rurales y otras entidades se amplió y consolidó durante más de cinco décadas, luego de su matrimonio con el contador Davies. Una intensa actividad en entidades no gubernamentales de tipo social, cultural y comunitario, además de su labor como funcionaria en diferentes ámbitos municipales, provinciales y nacionales caracterizan su trayectoria, representando a la Provincia del Chubut en múltiples oportunidades y en distintos espacios.

Versos

Celia Sala se destaca también por su actividad creadora en poesía y prosa y ha obtenido premios y reconocimientos en diferentes encuentros y antologías. Entre ellos sobresalen los primeros premios obtenidos en poesía por la imposición del nombre del Dr. René Favaloro a la Escuela 762 de Trelew (2001); el Certamen ‘El Inmigrante’, otorgado por Sociedad Argentina de Escritores, Centro Literario ‘Bartolomé Mitre’ y Municipalidad de Azul (1996) y el Eisteddfod ‘Mimosa’ Puerto Madryn (2006). En celebraciones de este último tipo, vinculada directamente con la cultura galesa, alcanzó asimismo varias distinciones de honor.
En octubre de 2006 presentó su libro Trenelensas poemas y semblanzas para mi pueblo natal, como parte de una amplia programación que se organizó, con gran participación popular, en adhesión al centenario de Trenel, localidad con la que mantuvo siempre una relación permanente y de la que se convirtió en embajadora y difusora de sus habitantes y realizaciones.

Premio

La distinción anual de la Asociación San David de Trelew, instituida en su momento para destacar a personas o entidades protagonistas del mantenimiento de los valores de la cultura galesa, agrega un nuevo reconocimiento a esta trayectoria, en este caso compartida con su esposo, el contador Ansel René Davies, poseedor también de reconocidos antecedentes en los ámbitos profesional, deportivo, cultural, vecinal y social.
El presidente de la Asociación, Daniel Hughes, al reseñar la fundamentación de esa principal distinción anual que se entrega en la celebración de su aniversario, puso de relieve el común crecimiento de Celia y Ansel en familias pioneras de origen italiano y galés en las Provincias de La Pampa y Chubut, el esfuerzo de ambos en el crecimiento profesional y su inserción en numerosas instituciones de la comunidad. El matrimonio Davies–Sala tiene cuatro hijos y numerosos nietos y su presencia es habitual en las actividades culturales en la zona del Valle del Chubut.
Trenel y Trelew comparten su sílaba inicial, además del protagonismo inicial de inmigrantes en su surgimiento y la fecha de la celebración de su fundación (20 de Octubre). Ahora han agregado un nuevo eslabón de hermanamiento: la común pertenencia de Celia Amanda Sala, una descendiente de italianos que complementó sus ganas infantiles de saber y preservar sus orígenes familiares en La Pampa con los de otros grupos asentados en el Chubut, generando una historia singular.

Miguel Machesich

Compartir

Autor

Raúl Bertone