Propuesta pampeana en una noche federal

La Pampa estuvo presente en la sexta edición de la denominada Noche de las Casas de Provincia, un evento federal que se realiza todos los años en la ciudad de Buenos Aires con el objetivo de difundir los atractivos y riquezas artísticas, gastronómicas, turísticas y culturales de las diferentes provincias y regiones argentinas, agrupadas en el Consejo Federal de Representaciones Oficiales (Confedro). Bajo la consigna #Pampeanizate la propuesta logró a cautivar a cientos de personas que visitaron la delegación provincial.
El subdirector de Casa de La Pampa, Pablo Rubio, destacó la importancia de la jornada, señalando que “es una verdadera fiesta federal en la que mucha gente circula por las distintas casas y eso nos permite de alguna manera acercarlos a La Pampa, contarles cuáles son nuestros destinos turísticos, nuestra gastronomía, nuestros artistas y todo lo que la provincia tiene para ofrecer. En esta oportunidad trabajamos la propuesta a partir del concepto #Pampeanizate, invitando al púbico a pampeanizarse, a descubrir La Pampa, nuestras costumbres, nuestra esencia y todo aquello que nos identifica y nos enorgullece como pampeanos”.
La promoción de los activos pampeanos tuvo un papel relevante durante toda la tarde/noche. En ese sentido, la delegación provincial dispuso un stand de venta de artesanías, otro de difusión turística y un tercero cedido a Arte Propio, encargado de la comercialización de libros. Asimismo, se realizaron degustaciones de chacinados y vinos pampeanos.
El primero de los artistas en salir a escena fue el talentoso Nicolás Sosa, quien presentó un fragmento de su unipersonal El Churri. A través de su obra –y sobre todo de su calidad interpretativa- el joven actor nacido en Anguil invitó al público a un viaje imaginario por el interior de La Pampa, en el que no faltaron el mate, la china, una huella, la llanura y las tardes de merienda en la casa de la nona. Sosa estuvo acompañado en el escenario por Priscila López, bailarina del Ballet Nacional.
A su turno, los percusionistas Fernando Bruno y Mariana Occhuzzi le pusieron corazón y ritmo a la jornada. Con un claro sentido lúdico más que musical realizaron talleres de percusión para grandes y chicos que, a lo largo de la tarde, fueron atravesando diferentes géneros. Además se inauguró la muestra de artes visuales Cuestión de Fe – parte II, de la artista plástica María José Pérez, quien indaga sobre las distintas miradas de la fe y lo que provoca en ciertas personas la necesidad de expresar su creencia. La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de diciembre y puede visitarse de lunes a viernes de 9:00 a 16:00 horas en la sede de Suipacha 346.
La propuesta musical de Casa de la Pampa contó con la participación del cantautor Gabriel Raíz. El victoriquense presentó su primer trabajo discográfico llamado Pequeños rituales, una obra que refleja su historia y la de su gente. Raíz se lució en voz y guitarra, acompañado por Hernán Basso (bajo), Federico Camiletti (teclados), y Carolina Crawley (percusión).
Luego la potencia del rock pampeano se hizo sentir de la mano de la banda piquense Barón B. Hernán Braun (guitarra y voz), Emilio Galletti (bajo) y Daniel Alvarado (batería) hicieron palpitar los corazones de los jóvenes que se acercaron a la delegación provincial en busca de buena música y un poco de adrenalina. El cierre de la noche estuvo a cargo de Club Mesmer, grupo de rock integrado por Miguel Sánchez (guitarra y voz), Marcos Pelizzari (guitarra), Hernán Basso (bajo), Carolina Crawley (percusión), y Nicolás Delarada (batería).
La banda liderada por la sociedad Sánchez-Pelizzari también estrenó su disco Umbral, grabado en Santa Rosa y masterizado recientemente en Buenos Aires. Club Mesmer lo estará presentando el próximo sábado 9 de diciembre en el Auditorio Bustriazo Ortíz del Centro Municipal de Cultura de la capital pampeana.

Compartir

Autor