“Es un relato mágico para toda la familia”

José Duhart habla del deseo, de mantenerlo siempre con uno como una forma de reforzar el sentirse vivo. Aristóteles escribió Sólo hay una fuerza motriz: el deseo, y esa práctica constante es la que impulsa. Este actor y titiritero nacido en la ciudad de La Plata expresó su deseo de vivir en Dorila cuando surgió de la idea de venirse a La Pampa. Y pudo cumplirlo. Como también en medio de tanta vorágine de viajes para dar clases y talleres apareció el deseo de retomar el vínculo con Philip, ese soñador despierto que es su creación. Que tiene casi la misma edad que su pequeña hija Lila. Y ayer volvió a encontrarse con ese público, infantil y no tanto, que se sube a la nube de los sueños despiertos de Philip.
“Como todas las ideas alocadas Philip nace en el baño. Me había quedado sin Sudoko para hacer y en el margen empecé a dibujar. Nace como un soñador, tenía la idea que iba a ser un soñador y sabía también que iba a ser francés. La primera función fue en diciembre de 2015, el mismo año que nació mi hija Lila. El estreno fue una fiesta, cuando trabajé esta obra estuve acompañado por muchos amigos, algunos no se conocían entre sí y se conocieron esa noche. En el mismo momento que hacía la función los veía ahí y recordaba a cada uno, todo lo que se había hecho”, expresó Duhart, quien estudió en la Escuela de teatro de La Plata y ha trabajado en el teatro Colón como diseñador de títeres y entrenador de los actores en obras como Il maestro di cappella o El retablo de Maese Pedro. Integró como actor la compañía Remov Demier, y como actor y músico la compañía Pinta y punto. Otras de sus creaciones como dramaturgo son La boda de Muchacho y Giuseppe.
Philip en la valija de Xul es el nombre de su espectáculo. Philip, atento observador de la luna, cuando por las noches los niños duermen, se dedica a caminar y a soñar despierto, los sueños despiertos son como…plif, ideas que iluminan el camino hacia un cuento en la palma de la mano, una canción en el fondo del mar, o a encontrar la valija de Xul. En uno de sus sueños despiertos Philip, tras un grito de auxilio, se encuentra en la valija de Xul donde lo espera un recorrido por algunas de sus obras mas conocidas en busca del carismático pintor que ¡¡pide socorro!!! Para encontrarlo Philip tendrá que lidiar con los particulares personajes que viven en sus pinturas.
Philipe tuvo un año de gestación, un poco menos que Lila, pero son como hermanos. La particularidad de esta obra es que trabajo con muchas técnicas distintas, como teatro negro, de actores, de sombras y de objetos. Hay música en vivo, es una obra con la que me divierto mucho porque hay mucho para hacer en escena. Es un relato mágico para toda la familia, con imágenes de Xul Solar que es un artista fantástico. La obra es el encuentro con el deseo, este año me la pasé dando clases y talleres, viajando mucho, y al encontrarme en ese trajín tuve el deseo de hacer más funciones y empezaron a salir funciones. Cuando se planteó venir a vivir a La Pampa dije bueno, quiero ir a la Pampa pero vivir en Dorila. Hoy me encuentro viviendo en una casa hermosa con mucha vista de campo, por eso digo que está bueno siempre tener presente lo del deseo porque funciona”, concluyó Duhart durante la charla con El Lobo Estepario.

Compartir

Autor

Raúl Bertone