“Siempre apuntamos a diferentes emociones”

La música es magia, despierta sensaciones, emociones, sentimientos…Y en los niños todo eso adquiere un doble valor. Una banda de música llamada Perro Salvaje viene desde hace algunos años revalorizando el cancionero infantil, incluyendo en esa puesta en escena vestuarios coloridos, diferentes coreografías y un repertorio bien variado. Una buena manera de acercarlos, también a los adultos, al conocimiento y la valorización de diferentes manifestaciones artísticas, estimulando la creatividad, interpretación, expresión y comunicación.
Perro Salvaje estará presentando esta tarde en el audiorio de MEdANo Adivina, adivinador, un nuevo musical infantil para toda la familia, ofreciendo una doble función: 17:00 y 19:00 horas. La entrada en puerta tiene un valor de 120 pesos. El grupo está integrado por Adrián Barroso, Gisela Castillo, Ezequiel Coronel, Pablo Coronel, Guillermina Corrales, Kela Ursino y Verónica Zeballos, quienes vivencian cada vez que pisan un escenario, como sobrevuela ese aire el recuerdo imperecedero que dejó en todos ellos Alejandra Reyes, quien se fuera físicamente de este mundo hace poco tiempo.
“Lo venimos presentando en diferentes localidades de la provincia desde hace un mes, es un espectáculo dedicado a la adivinanza, a la palabra, enmarcado en lo educativo y revalorizando las canciones infantiles, donde nos manejamos por diferentes géneros y estilos musicales. En esta ocasión el repertorio es totalmente de nuestra autoría, excepto un popurrí de María Elena Walsh. Trabajamos un guión, un vaivén de emociones donde están las canciones para bailar, la canción fea, la que da miedo, la divertida, la canción para jugar o para que adivinen. Siempre apuntamos a diferentes emociones, es un repertorio que elegimos con mucho cuidado. Lo que buscamos también es poder desconectarnos de las realidades que vivimos”, contó Coronel, en diálogo con El Lobo Estepario.

El proyecto

Creemos conveniente realizar una propuesta que brinde a los niños y las familias, la posibilidad de disfrutar y participar de un espectáculo musical, que permita acercarlos al conocimiento y la valorización de la variedad de géneros musicales (composiciones musicales que comparten criterios como su función, su instrumentación y contexto) y estilos musicales (características que caracterizan las obras de un músico o la tendencia musical de una época) existente en nuestro patrimonio cultural, como así también en el de otras regiones o países, estimulando de esta manera la creatividad, la imaginación, la interpretación, la expresión y comunicación de los niños.
Las adivinanzas será parte de la propuesta para entretener y divertir a los niños a través del ingenio, el uso de la palabra en el contexto musical del espectáculo con este juego tradicional y todas sus posibilidades. La adivinanza es un ejercicio intelectual, un pasatiempo ideal para las horas de juego con los niños, que les ayudan a asociar ideas y palabras, y a enriquecer su vocabulario. Además estas favorecen el desarrollo formativo de conceptos en el niño, ya que al buscar la respuesta correcta, es necesario que ponga todo su conocimiento en las características del objeto y trate de ubicar lo más importante de este para lograr descifrar el acertijo, lo cual es muy importante en la formación de individuos críticos.
Los niños poseen un bagaje de experiencias relacionadas con las disciplinas artísticas, a partir de situaciones vividas en el contexto social, cultural, y del contacto con los medios masivos y las tecnologías de la comunicación. Pero sin embargo, no todos tienen las mismas posibilidades de asistir con frecuencia a eventos artísticos que le permitan tomar contacto con diversos contenidos educativos y culturales. Estos encuentros con la música, el arte visual y la danza, desarrollan en los niños expectativas respecto de las posibilidades expresivas que ofrece cada uno de estos lenguajes artísticos y se constituyen en un medio de expresión que utilizan naturalmente y en forma de juego.

Compartir

Autor

Raúl Bertone