“Siempre es lindo volver”

La vuelta de Delfor Sombra a la Casa de La Pampa estuvo enmarcada en el ciclo Ñuke Co – Madre Agua, ocasión en la que presentó su último trabajo El país de los sueños, en una sala Paulino Ortellado que no mostró ningún espacio sin ocupar. Sombra sacó a relucir la potencia de su voz y su calidad interpretativa acompañado sobre el escenario por Leonel Iglesias (guitarra), Adriana Leguizamón (piano y acordeón), Marcos Borelli (percusión) y Nicolás Zacarías (contrabajo).
El destino del trovador parece marcado por aquellas melodías que brillan en cada una de sus presentaciones. Desde hace años transita esa huella de ida y vuelta que surcó entre México y La Pampa. “Siento la alegría de volver a mi casa. No importa si es después de diez años o después de un mes. Siempre es lindo volver. Y encontrarse con los amigos, el abrazo, la sonrisa, el mate, que es tan necesario. Esas cosas que a uno le dicen: ‘de aquí soy’”, expresó.
En esta oportunidad el artista santarroseño se lució con el estreno en Buenos Aires de la obra en la que se vale de conocidas y nuevas voces de la poesía pampa-patagónica. “En el disco la gente va a encontrar viejas canciones que no necesariamente son conocidas, hechas por mí y poetas de La Pampa. He recuperado unas cinco canciones y las he reciclado, les he cambiado un poco la melodía y las he arropado con arreglos maravillosos de los músicos que me acompañan. Y también algunas canciones nuevas. Textos que he tomado de Morisoli, de Agüero, del Tata Herrera y de Adriana Maggio. Amontoné esas canciones bajo ese hermoso nombre”, agregó.
El país de los sueños de Sombra no está en Argentina ni en México. Está, precisamente, en Argentina, México y más allá. Es el sueño de la “Patria grande”. “Ese fue mi sueño desde que desperté a la vida y al mundo”, dice. Y esa causa persigue en cada palabra y en cada melodía.

Compartir

Autor

Raúl Bertone