Tres poesías con voz propia

Laura Elena Carnovale es una de las poetas piquenses que más está moviendo el ambiente y desde varios aspectos: desde su propio estilo, tan suave como el Tao; desde la publicación de su segundo libro Piedras verdes (próximo a presentarse); desde su participación en concursos, donde justamente resultó ganadora del Certamen literario “Con voz propia” organizado por la Editorial de la UNLPam, el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Humanas y 7Sellos Cooperativa Editorial. Presentamos las tres poesías seleccionadas.

Tres poesías tres

1

Florecen las clavelinas en mi ventana.
Un poco más allá, frente a la casa,
el baldío me muestra
una vez más,
que la belleza
está en la luz del final de la tarde
en esa verbena
en el brillo de las aspas del viejo molino
en la aspereza de los postes que sostienen el cerco.

Tengo un poema en los ojos
y una voz que no me alcanza para nombrarlo.

2

Hay días que se me pega al cuerpo
cierta incomodidad de estar conmigo misma
con ésta
a la que llaman por su pequeño nombre
con ésta
que recorta papelitos de colores
y sonríe,
y finge que los diminutivos no la reducen.

Desde la silla me miro
y sólo puedo ver
que también me fragmento y caigo
como esos papelitos soplados desde arriba
y el piso es tan duro
y frío
pero no lo saben
no lo saben.

3

Mañana también me levantaré.
Alzaré este cuerpo
y saldré.
Sin embargo,
algo de mí igual rondará el comedor,
los cuartos, el pasillo, la galería;
algo de mí igual abrirá las ventanas
hojeará los libros sobre la mesa,
caminará entre las plantas del patio.

Mañana también manejaré hasta la escuela,
otra vez,
para cumplir
para hacer bien lo que sé hacer
y entre los ruidos y las voces de la sala
me llegará un poema que no podré escribir
porque mis manos
habrán quedado en otra parte.

Compartir

Autor