Una escalera al cielo

Mirá la galería de imágenes. Tuvo lugar en Gral. Pico un Taller Vivencial de Danza Movimiento Terapia. El mismo fue organizado por la Lic. Fabiana Silva y coordinado por la Lic. Cecilia Bagliani de Santa Rosa. Como el viejo hit de Led Zeppelin, la idea es construir una escalera al cielo.

Cecilia Bagliani es psicóloga (UBA), especializada en danza y movimiento y terapeuta CAECE DMT. Además cuenta con una amplia experiencia en psicología perinatal y profilaxis obstétrica con embarazadas. También es psicoterapia de familia, shantala (masaje infantil), trabajos de movimiento y de danzaterapia como recurso complementario e integrativo. Especializada en prevención y promoción de la salud corporal y psicológico. Su paso por nuestra ciudad tuvo una intención clara, despegarse del mundo insustancial para conseguir un vuelo más propicio al alma humana.

Esta actividad nos recuerda que sin darnos cuenta y desde el mismo instante en que somos gestados, todo nuestro adn va añadiendo día a día diversidad de circunstancias que hacen de modo figurativo, un contrapeso. Nuestra esencia libre se va sintiendo poco a poco rodeada de lazos que tiran; muchas veces para el lado contrario hacia donde intentamos volar. Este encuentro propició un momento especial donde muchas de esas cuerdas comenzaron a cortarse para seguir avanzando hacia nuestros sueños. De hecho consultada la organizadora Fabiana Silva, respecto al propósito de esta actividad, dijo que “somos las únicas criaturas en la superficie de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y lo que sentimos. Las células están constantemente observando los pensamientos y siendo modificados por ellos”, y agregó: “Un ataque de depresión arrasa el sistema inmunológico. Sin embargo serenarnos, nos fortifica enormemente. La alegría, la actividad creadora y el Arte en todas sus expresiones nos mantienen saludable y prolongan la vida. El recuerdo de una situación negativa o triste libera en nosotros las mismas hormonas y sustancias biológicas destructivas que el estrés. Nuestras células están constantemente procesando todas las experiencias y metabolizándolas de acuerdo con nuestros puntos de vista. Nuestro Taller nos dio momentos para liberar y modificar los pensamientos negativos y trasformarlos en fuente de paz, armonía y sanidad.”

Compartir

Autor