Una forma de hacer más tolerable la existencia

El arte nos rodea. Y tiene la capacidad de sorprendernos. La calle, o un espacio público, por sus características y por su índole de centro de la vida social, se desentiende de lo que es arte y de que no lo es, al contrario de las galerías, escenarios o museos que imponen su lógica de consumo, es decir, todo lo que se expone en ellos es arte o asume ese carácter (si no lo es). En cambio la calle enfatiza la relación comunicacional, permitiendo que el arte despliegue toda su funcionalidad, su razón de producto de comunicación y no de mera mercancía sujeta a la leyes del mercado y del lucro comercial.
Una forma de arte urbano dirá presente el próximo sábado en la plaza San Martín de nuestra ciudad, bajo la convocatoria de “¡Vamos a llenar la plaza de arte!”. Así, el anhelo de integrantes de la sociedad como reflejo de su naturaleza y tratando de expresar con imaginación sus sentimientos, sueños y realidades, todo ello realizado para ser disfrutado por una mayoría de la población sin apoyarse en criterios estéticos obsoletos y buscando así espacios nuevos próximos.
El cuerpo considerado como medio de expresión, como ser-en-el-mundo, atravesado por las significaciones culturales. Somos cuerpos que caminan, recorren, miran, tocan. Que se apropian de los espacios, de las prácticas. Interviniendo, poniendo el cuerpo para expresar. Apropiarse de los espacios públicos, los no-lugares, espacios de paso, que no son de nadie y son de todos, para ahí, en ese momento, comunicar, expresar. Ya lo expresó Andy Warhol: “El arte es lo que dejas salir”.
«Si bien la idea me surgió a mí, aquí estamos todos involucrados, sosteniéndola. Todo surgió tras ver un video en Youtube que mostraba a músicos que espontáneamente se juntaban en una plaza y tocaban el «Himno de la alegría». Pensé que se podía aplicar aquí y no sólo con músicos, sino también con otros exponentes del arte. A la convocatoria se sumaron artistas de la ciudad, habrá músicos, narradores, artesanos, bailarines, payasos, pintores y muchos más, es un abanico muy amplio de expresiones. Esta propuesta nace sin fines de lucro, y repito que no responde a ningún interés político ni religioso, lo que se pretende es mostrar a la gente de esta ciudad lo que hace la gente de General Pico. Gente que labura mucho, con esfuerzo y sacrificio, y que a veces no tiene el reconocimiento que se merece», contó el periodista José «Jolo» Aguirre, impulsor de esta «movida», durante el encuentro mantenido con la prensa.
Buscando aportar algo más a esta comunidad, Aguirre se mostró feliz por la respuesta de quienes serán los principales actores de esta jornada sabatina, anunciada para las 18:00 y con una extensión de dos horas aproximadamente. «Fue mucha la gente que se sumó, que no hizo ningún planteo ante la propuesta. Además quiero remarcar que la Dirección de Cultura aportará el sonido, un servicio costoso que no podíamos afrontar, además el Municipio no puso trabas a la hora de darnos el permiso. El encuentro se dividirá en tres partes, ocupando distintos sitios de la plaza. Estaría bueno que se repita en otro momento, es algo que lleva bastante tiempo organizarlo», destacó, en tanto el músico Miguel Brignoli comentó que se trata de una «maravillosa iniciativa, no es nada fácil reunir a distintos artistas en un mismo lugar y distribuirlos de una manera que coordinen los horarios. Es un esfuerzo increíble, Jolo elaboró la idea y salió a caminar la calle para organizarlo. Ojalá salga todo bien y que la gente pueda disfrutarlo».
Otra actividad programada será la liberación de libros en ese espacio público, con la intención de propiciar que la palabra –escrita en este caso- circule y llegue a más personas. La consigna es muy simple: quien quiera sumarse solo debe “liberar” un libro en un lugar para que quien lo encuentre pueda tener la opción de leerlo. La intención es que tenga efectos multiplicadores, es decir, una vez leído, se deje el libro en algún sitio público para que otra persona lo encuentre y se forme una cadena de lectura, tomando vuelos inimaginables.
Aguirre señaló además que se «buscará que la gente tome mayor contacto con la literatura pampeana y en ese sentido se pegarán en los troncos de los árboles poesías y cuentos de autores de nuestra provincia para que la gente los desprenda una vez concluída la jornada y se los lleve».

Programa

En el anfiteatro de plaza San Martín habrá un cuadro a cargo de la actriz Natalia Arancibia; narración de la escritora Olga Reinoso; actuación del dúo folklórico de Parera integrado por Matías López y Hernán Lucero; baile de tango con el grupo Sentimiento; y una obra de teatro a cargo del Grupo de Teatro Comunitario de General Pico.
La muestra artística estará desplegada en todo el espacio público, con el grupo de pintores, encabezado por Alicia Malerba, situados alrededor del monumento a San Martín; quienes pinten en el lugar comenzarán a hacerlo a las 17.30. En ese mismo sector también se concentrarán los dibujantes y fotógrafos que quieran mostrar sus trabajos. En el sendero que nace a mitad de calle 18 se ubicarán los artesanos y en cuatro árboles habrá acrobacia sobre tela.
A su vez, en algunos bancos se sucederán narraciones, uno de ellos dirigido al público infantil, con Miguel Brignoli acompañando con su música los cuentos de Gabriela Iglesias. Otras narradoras serán Sara Arrascoitía, Susana Marsiglio y Olga Reinoso. Cada narrador estará junto a un músico para generar intercambios en grupos reducidos de público. Tras media hora de narración, quienes asistan se ubicarán otra vez frente al escenario para presenciar la parte final del programa, que contemplará la actuación de los payasos Rolito y Pozito, la banda de rock Anunnakis, los titiriteros del grupo Títeres del Bosque, de La Plata, la Academia de baile de Ludmila Martos, el grupo de rock juvenil Los tres chiflados y asociados, y la bailarina Marianela Camerlinckx.

Compartir

Autor

Raúl Bertone