Una poesía de Bea Soria

El Taller de literatura que se desarrolla cada miércoles en Corpico sigue su curso y su producción de textos, en este caso una poesía de la piquense Bea Soria. Hoy se dice que un poeta no es fuego, es quien incendia.

Por Bea Soria

Hay días en que la incertidumbre me visita disfrazada de duda
incipiente y merecida.

Me busco en algún espejo y veo en mi cara la desazón
que ese sentir provoca.

A veces necesito mirarme más de cerca,
tanto como mis ojos lo permitan,
para entender que no es un sueño recurrente,
una mera necesidad de meter el dedo en la llaga
y escarbar hasta que la herida sangre
un deseo incontrolable.

Quiero huir de mi,
no puedo,
estoy atada a mis sentires.

Quiero gritar fuerte,
no puedo,
estoy muda de palabras claras.

Quiero escribir y sacar todo lo que ensaña mi alma.

Solo eso.

Poder en letras desnudarme y sentir que finalmente respiro.

Compartir

Autor

Avatar