Utopía apuntala el fervor de nuestro cancionero

Llevan más de 20 años en la escena y el compromiso se ha mantenido inalterable. Ese que sostiene nuevos impulsos sin desviarse de la línea estética que supieron construir. Una semilla que fue germinando regada por la seriedad puesta de manifiesto cada vez que se reencuentran con el público. No les interesa el cartón pintado buscando embolsar algo más de dinero. Les interesa hacer música. Apuntalar la faceta artística en una escena cada vez más cargada de postura meramente comercial. Grupal Utopía está horneando por estos días su tercer trabajo en estudio, y en esta ocasión será forjado en formato EP, que contendrá cinco canciones, buscando principalmente el lucimiento del proyecto en cuanto a sonido y estilo.
“La idea es difundir música de autores pampeanos que en definitiva es la tierra que habitamos y representamos cada vez que salimos de la provincia. Es algo que también venimos haciendo desde hace unos años en los encuentros y festivales como sucedió en la reunión de Grupos Vocales realizada en el Teatro Español de Santa Rosa. Ya grabamos las primeras bases musicales en el estudio de La Hoguera Records, con el apoyo y conocimiento técnico de Chino Adam y Sebastián Giménez. La dirección musical y los arreglos vocales están a cargo del primitivo integrante del grupo Mario Ribeiro, sumándose el guitarrista Julio Ortiz”, contó Néstor Tobarías, una de las voces de Utopía y actual manager, en ocasión de la charla con El Lobo Estepario.
El grupo se propuso salir al rescate de nuestro cancionero para alimentar la base de un repertorio que expone zambas, chacareras y huaynos, además de nuevas canciones, como las versiones propias de Oración del remanso (Jorge Fandermole), Para una niña del oeste (Heraldo Hernández), Solo le pido a Dios (León Gieco), Huella de ida y vuelta (Roberto Yacomuzzi-Lalo Molina) o Milonga Baya (Jorge Domínguez El Bardino). Esta última, actualizada, integra el EP, donde también aparecen la cueca chalilera La Chilquita (del citado Julio Domínguez y Luis Mareque), El Montesino (Carlos Figueroa), la zamba inédita Ríos de arena (Pablo Ribeiro) y la huella Como los cardos rusos (Roberto Palmer). Fueron grabadas las bases instrumentales de tres temas, donde estuvo como invitado el guitarrista Santiago Chaico Coronel, existe la posibilidad de incluir una base de teclado y si bien aún no se definió el músico, casi seguramente sea Fabricio Martínez, quien integrara Utopía hasta hace poco tiempo. Restarían grabar las voces de La Chilquita, El Montesino y Ríos de arena, para seguir con las dos obras restantes, y posteriormente afrontar la masterización y edición del disco.
“La idea es poder finalizarlo entre los meses de marzo y abril de este año, para luego presentarlo en General Pico y en Santa Rosa, aprovechando que ahora en febrero se estarán cumpliendo 20 años del premio que obtuvimos en el Festival Nacional de Baradero como Conjunto Vocal Instrumental de Proyección Folclórica. Esa distinción, además de otorgarnos una enorme alegría y un lógico prestigio, nos abrió muchos caminos”, agregó Tobarías, uno de los fundadores del grupo en 1995. Una formación inicial que contó con la presencia de Tobarías, Ortiz, Mario Ribeiro y Alberto Esperanza, además de Ricardo Miner yMochila Ribeiro. Luego, ante la ida de Miner, quien ingresó fue Carlos Bernardini, sumándose también Daniel Musso. Durante un tiempo Jorge Woychejoski acompañó con el bajo. Y cuando Musso dejó de pertenecer, asomaría Héctor Bossi, quien está en el grupo desde hace 13 años.
En 2015 el grupo comenzó a presentarse en sociedad sin Guillermo Peca Baigorria y con Diego Avalos (ex integrante del dúo Atahualpa) ocupando su lugar. También pasó Juani Ribeiro y Fabricio Martínez, quien estuvo al frente de los teclados ante la ida de Mochila, debió bajarse por cuestiones laborales, por lo que Utopía se muestra hoy con los mencionados Avalos, Tobarías, Bossi, M.Ribeiro, Ortíz, Esperanza y Nazareno Ribeiro, a cargo del bajo eléctrico. De esta manera Utopía sigue marchando. A su modo. Con la impronta de cada integrante de la formación que le ha permitido renovarse a la hora de los arreglos vocales e instrumentales, impulsando ese fervor para construir nuevas versiones de canciones tradicionales.

Compartir

Autor

Raúl Bertone