«Vengo rememorando los paisajes de mi infancia»

La Casa de La Pampa en Buenos Aires inauguró en su sede la muestra Pichi kürüv, que significa Pequeño viento en lengua ranquel, perteneciente a la artista plástica Bibiana Tittarelli. Pampeana por adopción –nació en Buenos Aires-, Tittarelli propone en esta serie un viaje imaginario hacia los paisajes de su infancia, transcurrida entre los caldenes de General Acha. La muestra permanecerá abierta hasta el 8 de noviembre y puede visitarse de lunes a viernes, en el horario de 9:00 a 16:00, en la delegación provincial ubicada en la calle Suipacha 346.
“Es un trabajo que vengo haciendo hace unos años, rememorando los paisajes de mi infancia y reflejando un poco todo aquellos que me conmueve y preocupa. Son esculturas trabajadas en hierro y chapa batida, con soldadora eléctrica. Y mis dibujos son en lápiz y tinta china, algo de collage. Ambos se van concatenando unos con otros, se relacionan. De un dibujo a veces sale una escultura o de una escultura aparece un dibujo. Es una serie en la que se van complementando unos con otros”, señaló la artista plástica.

Indie rock en versión dúo

El encargado de darle el toque musical a la noche fue el músico santarroseño Miguel Sánchez. Acompañado por Jona Schenone en contrabajo, el cantante de Club Mesmer demostró que sus composiciones se adaptan magistralmente al formato dúo gracias a su calidad interpretativa. “Con Jona Schenone decidimos tocar en dúo, interpretando canciones de otras formaciones en las que toco. Esto de generar una recreación de las canciones y que anden bien igual está muy bueno”, señaló Sánchez.
Lejos de las etiquetas y las definiciones el santarroseño prefiere transitar el género canción. “Yo me considero ‘cancionista’, con muchas ganas de escribir canciones sin ningún género, poder tocar en distintas formaciones, con distintos músicos y distintas sonoridades. Dicen que lo que hago está dentro del ‘indie rock’ pero yo prefiero decir que hago canciones”, concluyó.

Compartir

Autor

Raúl Bertone