“Volver a la música fue lo mejor que me pudo haber ocurrido”

Poder volver a hacer lo que nos hizo feliz es una alternativa en la vida. Están quienes no dudan en regresar a lo que fue alimento espiritual, a eso que acompañó nuestro crecimiento como personas. El arte es una genial herramienta para redescubrir aquellos momentos plenos. Ese regresar al tránsito por caminos conocidos empezó a experimentarlo hace cuatro años Néstor Bessoni, un músico formado en derredor de la guitarra como instrumento convocante. Los primeros conocimientos recibidos de Daniel Mollani, su profesor en la adolescencia, su paso por la Escuela de Música de Buenos Aires, donde mamó de Alberto García toda la información precisa sobre armonización, y la irrupción en la escena con dos bandas como Drakkar y La Compañía Eléctrica, que acompañaron ese impulso. Luego, la idea de formar una familia pasó a ocupar el primer lugar entre sus objetivos, por lo que la música quedó un buen tiempo relegada. Hasta que en 2015 sintió la necesidad de volver a nutrir sus días con canciones.
Bessoni viene realizando diferentes espectáculos, con distintos formatos, mostrándose no solo en nuestra ciudad, sino también en el teatro Español de Santa Rosa y en el Centro Cultural Municipal de Ingeniero Luiggi. Alimentando su faceta de compositor, ha salido al ruedo con temas propios, acompañado por amigos de la música, y una banda cada vez más numerosa, que muestra solidez. El próximo sábado 7 de septiembre estará presentando en el Cine Teatro Pico un nuevo show denominado Melódica, y sobre el escenario se conjugará una expresión artística donde todos los detalles estarán bien cuidados. La danza tendrá en Adriana Civalero, Hariel Ladomega, Raquel Bugetti y Ricardo Vivas a cuatro exponentes de fuste, mientras Natalia Laurez aportará su bella voz. La banda está integrada por Jorge Alvarez (teclados), Pablo Frapiccini (bajo), Daniel Alvarado (batería), Lucas Ramírez (guitarra), Néstor Favaro (trompeta), Ramiro Soleño (saxo) y Delfina Caivano (cello).
“Se trata del noveno show que realizo, el año pasado se llamó Historias, donde traté de resumir en casi dos horas clásicos de la música, con una impronta determinada, y esta vez estará dirigido hacia un estilo más melódico, aunque habrá también tango y folclore, siempre en esa línea. Desde Piazzolla, pasando por Ariel Ramírez, Alberto Cortez, Serrat, Sinatra o Bublé. Estoy muy feliz, incorporamos instrumentos de viento a la banda con ejecutantes que lo hacen de una manera increíble, y la puesta en escena será fantástica, con los chicos que me vienen acompañando con sus coreografías de baile. Además estará Natalia (Laurenz), con su voz privilegiada, me animaría a decir que es una de las mejores en la provincia, y también en el país. También subirán al escenario dos amigos como son Aldo Iranzo y Hugo de Dios, para hacer juntos un par de temas”, contó Bessoni, en diálogo con El Lobo Estepario.
Sobre las sensaciones que le vienen ganando desde el regreso a su pasión, Bessoni señaló que “volver a retomar la música después de 20 años ha sido algo incomparable, una de las mejores cosas que me pasó en la vida. En su momento me alejé al privilegiar la cuestión familiar, a pesar de que mi mujer nunca me lo pidió, al contrario, ha sido sostén fundamental. Solo tengo palabras de agradecimiento, me ayuda mucho, y la dirección artística de alguna forma pasa por ella. Los hijos se hicieron más grandes y así aparecieron los tiempos, por eso decidí volver. Fue lo mejor que me pudo haber ocurrido”. Las entradas anticipadas para el espectáculo del sábado se pueden conseguir en los comercios locales Bepal (calle 24 entre 25 y 27), y en Bugetti (22 esquina 17).

Compartir

Autor

Raúl Bertone