Luis Abraham, un artista visual proyectado hacia la escritura

La oportunidad es propicia para presentar a los lectores “Arte, 1000 textos cortos”, autoría de Luis Abraham, artista plástico piquense que tiene un libro de textos en sus manos.

Luis Abraham, libro
Se trata de un libro que reúne historias, anécdotas, ensayos breves, datos, pensamientos, canciones y poemas relacionados con el arte de todos los tiempos.

El artista no se ha escindido; pintar, dibujar, grabar y escribir, entre otros, forman parte de su mundo personal enriquecido con el paso del tiempo; sus lecturas tempranas y su participación en múltiples proyectos, concursos y exposiciones, le han permitido acumular una serie de vivencias y conocimientos plausibles de ser volcados a la palabra escrita y por ese medio comunicar sentimientos e ideas; el arte literario al igual que el arte visual es capaz de movilizar y transformar al espectador o lector y permitirle apreciar con ojos nuevos, universos que creía conocidos.

A modo de ejemplo citaremos algunos de los textos incluidos en sus 384 páginas con el deseo de posibilitar una valoración de la diversidad temática -hecho que lo convierte en un libro apto para todo público- y despertar la esencial curiosidad humana que conduce a la investigación y al aprendizaje.

Texto nº 8. En algunas de las primeras representaciones escultóricas de Jesucristo aparece portando en su mano una vara taumatúrgica. Es una especie de “varita mágica” como le diríamos actualmente con la que realiza algunas de sus conocidas acciones como la de reproducir los peces o resucitar a personas. Así se lo ve, por ejemplo, en las Catacumbas de San Genaro en Nápoles y en un sarcófago paleocristiano encontrado en Castiliscar (Sos del Rey Católico, Zaragoza, Aragón, España). La resurrección del hijo de la viuda de Naim aparece en el sarcófago paleocristiano de Martos y la resurrección de Lázaro en un sarcófago paleocristiano hallado en Córdoba (España) en 1997.

Texto nº 20. El risotto, plato originario del norte de Italia, que en una de sus preparaciones más conocidas se realiza con azafrán (risotto alla zafferano o arroz al azafrán), tendría un origen relacionado con la pintura. La especia no era habitualmente conocida en la cocina en esa región, sino que era usada como colorante para hacer el color dorado en las pinturas. Un empleado de Valerio de Flandes, el artista flamenco que hizo las vidrieras del Duomo de Milán, era aficionado a la cocina y habría decidido probar el azafrán que utilizaba su maestro en los lienzos, para darle color al arroz en una comida que debía preparar para el día de su boda (en 1574), obteniendo como resultado el plato que hoy es común en la gastronomía.

Texto nº 22. Julio Cortazar tenía un gran interés en las colecciones del Museo del Louvre, y menciona en su novela “Rayuela”: “Y algunas tardes cuando me había dado por recorrer vitrina por vitrina toda la sección egipcia del Louvre, y volvía deseoso de mate y de pan con dulce, te encontraba pegada a la ventana, con un novelón espantoso en la mano”. Según el biógrafo Carles Alvarez Garriga, Cortazar, después de recibir un pase permanente para ingresar a ese museo, lo visitó aproximadamente seiscientas veces. Dijo en una entrevista: “Le dedicó todas las tardes, durante dos años, lo que son alrededor de seiscientas visitas al Louvre. En la correspondencia con su amigo Eduardo Jonquières, que en ese momento estaba viviendo en Buenos Aires, le cuenta: he empezado la visita a los Sumerios. Y un mes después: ya he terminado la sala de los Sumerios, paso a los fenicios. Eso representa que a una pequeña estatuita de una princesa sumeria le dedicó ochenta horas de mirar. Estaba fascinado por el arte primitivo”.

Texto en apéndice. “Llega ya el curso de la vida mía / Con frágil leño en mar tempesteada, / Al común puerto a dar, atribulada, / Cuenta y razón de su obra triste o pía. / Aquella afectuosa fantasía / Que hizo del arte reina idolatrada, / Conozco bien cuál fue de error cargada; / Que el hombre sin querer su mal ansía. / Pensamientos de amor, alegres, vanos, / ¿Qué son hoy si a dos muertes me avecino? / De una estoy cierto, la otra me amenaza. / Ni el pintar ni esculpir con estas manos / Serena al alma, vuelta hacia el divino / Amor que nos da cruz y nos abraza”. (Poema escrito por Miguel Ángel en los últimos años de su vida).

El libro se encuentra en las principales librerías de la Provincia de la Pampa, el país y próximamente en el exterior y ha sido incluido en la catalogadora de lecturas Goodreads de Amazon.com con cuatro estrellas sobre cinco.
Aportamos algunos datos sobre el autor a su condición de artista visual ya mencionada; se encuentra radicado en La Pampa, Argentina, cuenta con cuarenta años de trayectoria y ha sido distinguido con más de 105 premios y menciones; es abogado, juez retirado y académico delegado en la Academia Nacional de Bellas Artes de su país. Este es su cuarto libro.

Rosa Audisio

Texto de Rosa Audisio (Artista Visual y Gestora Cultural Independiente)

Compartir

Autor