La Pampa como fuente de inspiración

La Fundación Banco de La Pampa está celebrando los diez años de sus Salones de pintura, y tras el puntapié inicial en Eduardo Castex, la muestra itinerante denominada “Viajeros del arte”, conformada por obras de distintos artistas premiados en este tiempo, visita desde el viernes la ciudad de General Acha. En 2005 tuvo lugar el primer Salón de Paisaje Pampeano, y a través de los años, cada edición supo plasmar la inspiración constante que genera esta provincia en sus exponentes de la pintura.
Las obras se exhiben en el “Salón de Usos Múltiples Andrés Arcuri”, ubicado en Avellaneda 769, y la muestra permanecerá abierta al público durante una semana. “Viajeros del Arte” está compuesta por una selección de catorce obras, que representan los diez años de Salones.
Las obras que se exponen son: “El hombre pampeano y los cuatro elementos” (Ricardo Arcuri), “Los bailes del Guanaco” (Patricia Lupardo), “Nuestra Pampa” (María Alicia Silvani), “Médanos de Toay” (Eduardo Favio Perazo), “Molto Vivace” (Juana Pellegrino), “El grito entre los árboles” (Ana Kljajo), “La gran seca” (Claudia Lilian Espinosa), “Fuego alado del caldenar” (Luis María Fiorini), “Vida” (Paula Rudolff Castell), “Niño con rebaño” (Dante Ezequiel Bagatto), “De bichos y flores” (Andrea Elizondo), “Pampa nomás” (Lía Giandomenici), “Amanece mas no despierta” (Silvia Impaglione) y “Renacimiento” (Simón Boyd).
El Salón de Pintura de la Fundación Banco de La Pampa rescata el viejo oficio de pintar la comarca, ritual de encuentro permanente entre el hombre y su espacio. Confirma la unicidad inextinguible de lo que habita y es habitado, lo que transforma y lo que es transformado. Una buena posibilidad, entonces, de recorrer los colores de nuestra Pampa, sus perfiles, sus siluetas, la marca indeleble de quien la habita y quien la representa.

Compartir

Autor